Teopista Bárcena y Teopista Gallaga Bárcena, madre e hija vecinas de Medina de Pomar, fueron condenadas -como se puede leer en el libro “Yo fui presa de Franco”- a diez años de prisión. Los tres primeros los pasaron en la cárcel de Burgos. Una prisión vieja y sucia, carente de comodidades, pero cuando les dijeron que las trasladaban a la cárcel de Amorebieta, no supieron si sentirse aliviadas o preocupadas.

La prisión vasca era un antiguo colegio y fue hospital durante la guerra. Tenía dos amplias naves; en la más larga se hacinaban 500 presas políticas y en la más pequeña convivían 200 presas comunes. Los servicios básicos eran absolutamente insuficientes- según cuenta Teopista en un escrito que envía a su hermano- donde describe que en su nave funcionaban sólo dos váteres, no había duchas y una estrecha y larga pila, a modo de abrevadero para ganado, era el lavabo.

A través de la misiva, también podemos saber que la comida era escasísima y mala, con acusada discriminación para las “convertidas”, que iban a misa diaria y comulgaban de vez en cuando. Así conseguían alguna patata flotando en el agua. Para las rebeldes, agua sola.

En la enfermería, situada en el primer piso, la sobre alimentación era un pedazo de bacalao, hasta tal punto podrido, que acudió el alcalde del pueblo para protestar por el nauseabundo olor que, a través de las ventanas del almacén, apestaba el pueblo. Las ventanas fueron cerradas y el bacalao se pudrió más deprisa, pero siguió figurando en el menú diario.

Por otra parte, ni se organizaba, ni se permitía nada que recordase a escuela, taller o cosa parecida. Era obligatorio el descanso dominical y en las fiestas debían permanecer un día entero mano sobre mano. No había un solo libro, pero el hambre era tan grande que nadie pensaba en cosa semejante.

La asistencia médica tampoco existía. En la prisión de Burgos había al menos un preso que ejercía de médico.

En cuanto al trato de las monjas oblatas, encargadas de gobernar la prisión, éste era horrendo. Ejercían un chantaje sobre las reclusas especulando con el hambre para conseguir el arrepentimiento. El capellán era un demonio lujurioso y ofensivo; para él las presas eran, como menos,  ladronas, asesinas o prostitutas.

“El resto del tiempo se luchaba por sobrevivir, estábamos ya eliminadas de la vida normal del trabajo, saldríamos demasiado tarde, demasiado marcadas, demasiado cansadas”, concluye Teopista en su carta.

Imposible olvidarlo por mucho que algunos se empeñen.

 

FOTO: Ahaztuak 1936-1977.blogspot.com

Anuncios

7 comentarios en “Se cerraron las ventanas y el bacalao se pudrió más deprisa

  1. Hola, que emocion leer estas linas. Me llamo Paco Gallaga, vivo en Belgica, y soy el bisnieto de Teopista Barcena. Teopista fue condemnada a 10 anio de prision meramente por haber sido mujer de un consejal del frente popular de Medina de Pomar injustamente asesinado en los primeros dias del golpe de estado. Encontraran un articulo sobre su historia en el blog siguiente:
    https://lasmerindadesenlamemoria.wordpress.com/2013/02/20/gregorio-gallaga-e-hijos-la-fuerza-del-recuerdo/
    Este mensaje por agradeceler por su trabajo de homenage a las victimas del franquismo, y a estas mujeres como mi bisabuela que padecieron tanto, sin que su sufrimiento sea reconocido nunca. Le agradeceria mucho si pudiese ponerse en contacto conmigo para ayudarme a tener acceso a los documentos que utilizaron su relato sobre mi bisabuela.
    Atentos saludos,
    Paco

    Le gusta a 1 persona

      1. Muchas gracias por la respuesta tan rapido. Me pongo en contacto con su padre enseguida.
        Me alegro que estemos en contacto, un abrazo.
        Paco

        Me gusta

  2. Hola,
    Ante todo, gracias por vuestro trabajo, por todos estos textos que cuidan recuerdos que trataron de borrar. Supongo que, como vosotros, otras personas que pasamos por vuestro blog tratamos de que esto no ocurra. Os escribo para ver si me podríais aportar algo de información acerca de la fosa común del cementerio municipal San José de Burgos. Descubrimos hace poco que el padre desaparecido de la abuela de mi compañera fue fusilado en el año 1941 y enterrado en dicha fosa. No tenemos mucha más información. Como encontré alguna entrada en vuestro blog que menciona la inhumación del padre de una señora ahí junto a otras 42 personas en el año 1936, quisiera saber si tenéis algo más de información. Concretamente, ¿tenéis alguna idea de cuantas personas están enterradas en esa fosa? Si preferís contestar por privado, aquí viene mi correo: n.peroc@gmail.com
    Muchísimas gracias,
    Nicolas

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s